Haziran 22, 2020

MIS EXPERIENCIAS COMO PERRA

Ben Esra telefonda seni boşaltmamı ister misin?
Telefon Numaram: 00237 8000 92 32

MIS EXPERIENCIAS COMO PERRAParte 4 Después de mi muestra de sumisión, mi Dueño se alejó ordenando a su sumisa “Hecha a este a****l al porche”. Aquella, con una sonrisa burlona, se agachó y cogiéndome por el tobillo de una pata trasera, me arrastró sin miramientos por el suelo, hasta el rincón donde tenía el colchón. Allí, me tiró sobre él, sujetó la cadena al collar y a la anilla de la pared y dándome una patada en el culo, se marchó dejándome sucio y dolorido. El dolor de los pezones, me estaba pasando, pero los testículos los notaba como hinchados y un sordo dolor me recorría las ingles y el bajo vientre. La boca pastosa de los orines de mi Dueño. Hice lo posible para relajarme y al conseguirlo, me quedé medio dormido. Me dejaron tranquilo durante un par de horas. Al cabo de las cuales, vino la gorda soltó la cadena de la pared y tiró de mí, llevándome al jardín. Me acercó a un árbol, “Venga, mea”. La verdad, es que me lo adivinó. Así que separé las patas traseras y solté una gran meada, bajo la atenta mirada de la gorda. Al terminar, me condujo de nuevo al porche y sujetó la cadena a la pared. “Come y túmbate”, me dijo marchándose. Debían ser la 5 o 6 de la tarde, hacía calor y tenía hambre, de modo que comí y bebí hasta saciarme. Luego me tiré en el colchón y me quedé dormido.Al despertar, era noche cerrada, debía ser tarde. Vi que mi Dueño, estaba sentado fumando. Sobre la mesa, habían platos usados. Ya había cenado. Pero vi algo que me alarmó. Sobre la mesa, había una negra porra de policía. La gorda, estaba a su lado en pie y completamente desnuda. Vi que tenía el culo morado y los muslos cruzados con varios verdugones. Al ver que estaba despierta, mi Duelo vino hacia mí con la porra en la mano. Me empujaba con la punta en la barriga, los muslos y nalgas. “Te veo descansada. Has dormido bien”. Yo, esperaba algún golpe y me encogí en posición fetal, tapándome la cabeza con las patas. “No tengas medo, no la voy a usar contigo, de momento. Una vez a la semana le doy un buen repaso a mi esclava, para que no se desmande.” Y volviéndose a ella “Tú, adecéntame a la perrita. Llévala a mi habitación. Acuéstala en mi cama y que se duerma. Hoy dormirá conmigo”.Al venir hacia mí, pude ver cómo la parte delantera de los muslos, también estaban cubiertas bahis siteleri canlı de marcas de la porra y lo que más me impresionó, fue ver sus grandes pechos, cubiertos de verdugones. Andaba algo renqueante, su cara estaba demacrada por el dolor y lágrimas secas, se le habían quedado por la cara. Ha debido pasarlo realmente mal. Me llevó al rincón de lavado de perros y se esmeró en dejarme bien limpia. Repasó todos mis agujeros, especialmente el coño, donde metiendo dos de sus gordos dedos, con un movimiento de mete saca y rodándolos, me lo dejó bien limpio.Me secó con toalla (cosa que me extraño) y tiró en el suelo unas chanclas. “Póntelas y anda cono si fueras una persona, ahora no puedes mancharte. Vamos”. Tirando de la cadena, me llevó a la casa, pasamos por el porche, donde mi Dueño estaba mirando algo en un ordenador. Ni siquiera nos miró. Ella me llevó hasta la habitación del Dueño. Había una gran cama con dosel y a sus pies, en el suelo. Un colchón (luego supe que era para ella). Me acostó en la cama del Dueño. “Quédate aquí sin moverte y procura dormirte”. Sin saber lo que me esperaba disfruté de una cama mullida y muy cómoda. Ella desapareció. Acabe por dormirme.Me despertó un movimiento en la cama, y cómo una mano, me acariciaba la espalda y las nalgas. Era mi Dueño. “Quieta, sigue durmiendo y relájate. Quiero un trozo de carne inanimado”. Mientras hablaba, me acariciaba metiendo la mano entre los muslos. Noté cómo separaba las nalgas y pasaba los dedos por la raja, hasta que encontró el coño y haciendo movimientos en redondo, me lo acariciaba. Una de los dedos empezó a presionarme y entrar en el coño, muy despacio. Se lo noté húmedo. Pensé se había puesto lubricante. Lo metió por completo, haciendo molinete. No tenía prisa, al rato, lo sacó y empezó a meter dos dedos. Le costó un poco más, pero me relajé por completo y entraron todo lo largo que eran. Cuando los sacó, noté que su mano me presionaba la cintura para ponerme completamente boca abajo. “Sigue durmiendo”, me dijo, mientras me separaba las patas. No me atrevía a hacer ningún movimiento. Simplemente me dejaba hacer completamente abandonado. Se tumbó encima de mí, y noté como me habría las nalgas al máximo, descubriendo el agujero del coño. Enseguida, canlı bahis noté su capullo en la entrada del coño. Empezó a empujar despacio pero con firmeza. No tenía prisa. Poco a poco, la fue metiendo. La tenía casi toda dentro. No me dolía tanto como la primera vez, Al rato, con un movimiento de mete y saca, me alojó toda la polla, pues notaba sus gordos huevos en mi raja. Entre el dolor de su polla dentro del agujero y su cuerpo aplastándome, no pude menos de morder la almohada e intentar relajarme. Entonces, se tumbó por completo encima mía. Me estaba aplastando contra el colchón. No movía la polla, dejándola ensartada en el coño. “Como noto los latidos de tu coño aprisionando mi polla, me encanta” no se movía “Así sin prisas, me correré sólo con los latidos del coño” Y empezó a lamerme detrás de las orejas y darme besos en el cuello. Me lo mordía suavemente y respiraba como un oso. Al cabo de unos diez minutos, me mordió el cuello cómo un a****l y noté en mis tripas el calor de su leche, que me entraba a presión y en gran cantidad. Todo ello acompañado de un rugido y sin haber movido la polla. “No te muevas”. Al rato noté que su polla, incrustada por completo en mi agujero, iba perdiendo dureza. En unos minutos y con un pluff, se le salió. Noté cómo se escapaban unos goterones de leche de mi agujero. “perra, mete la cabeza bajo las sabanas y límpiame la poya con la boca”, Así lo hice y terminé de tragar las últimas gotas que le quedaban. Así cómo toda la poya, dejándola limpia. “Fuera de aquí, a****l, me ensucias las sabanas” y me dio un fuerte empujón, tirándome de la cama. Caí sobre el colchón del suelo, donde ya estaba tumbada la gorda. Me cogió del cuello, apretando, ahogándome. “No vuelvas a despertarme a****l”, y apoyó sus palabras con un puñetazo en los testículos. Me quedé quieta, encogida en posición fetal y sin atrever a moverme.Pasado un rato, noté la mano de ella que me cogía la polla y me tiraba del pellejo hacia abajo comenzando una suave masturbación. Me excité y esperaba el momento de correrme. “Ya se te ha puesto dura” decía ella, “No esperes acabar corriéndote”. Con un movimiento rápido, me la soltó y me puso una mano apretándome la boca y tapándola. “sin ruidos, puta, que nuestro dueño, no se despierte”. bahis siteleri Con la otra mano, me pellizcó un pezón y empezó a retorcerlo con ganas. Me retorcía de dolor, pero su mano apretaba fuertemente mi boca. La polla se me había arrugado ya y seguía con el pezón. “Ni un quejido, cerda. Sal del colchón y túmbate en el suelo boca arriba “. Obedecí rápido y en la penumbra que había, ví que se levantaba. Pude ver que estaba completamente desnuda y sus carnes colgaban. Puso una pierna a cada lado de mi cuerpo (era una gran masa de carne). Se sentó en mi pecho, “Vamos a comprobarte algo que no hemos hecho” Me cerró las narices con una mano, obligándome a abrir la boca, entonces, con la otra mano, metió los dedos hasta el fondo y cogiéndome la lengua, la estiró fuertemente, sacándola de la boca .”Bien, sabía que tenías buena lengua. Ahora me toca disfrutar a mí “ Se incorporó un poco y se sentó en mi cara. Su enorme culo me la tapaba completamente y casi no podía respirar. “Lame la raja del culo”, se la lamí de arriba abajo, estaba sudada y no sabía muy bien. Al rato de estar lamiendo, me ordenó, “Ahora, métela por el agujero del culo “.Localicé el ano con la punta e intenté metérsela. Le metí la punta y pensé que no cabía más. Una palmada en los huevos, me convenció que siguiera intentándolo. “Mete más, cerda, que cabe más y cuando esté dentro, remuévela hasta que te lo diga”. Tenía razón, apreté y aún entró un poco más, entonces me puse a removerla cómo me había ordenado. Estuve un buen rato lamiendo ano, la oía respirar fuerte, le estaba gustando. Hizo un movimiento sacándosela del culo. “Métela toda en el coño” Así lo hice, lo tenía enorme y la lengua, desapareció dentro. Lo tenía completamente encharcado y tuve que tragar fluido so pena de ahogarme. Ahora no sólo respiraba fuerte sino que empezó a gemir, restregándose por mi cara buscando correrse. Al cabo de unos diez minutos, con un fuerte gemido, se apretó más contra mi cara y soltando un chorro de fluido, le vino la corrida, obligándome a tragar buena parte de él. “Me has dado mucho gusto. Ahora abre bien la boca y traga” Vi cómo de su enorme coño, salía un chorro de meado directamente a mi boca. En ese momento, oí unos aplausos. Mi Dueño, estaba en la cama mirando todo con la polla tiesa y masturbándose. “Venir aquí y poner la cara bajo mi polla ” .Nos pusimos con las mejillas juntas y con las bocas bajo su polla, y en ese momento, se corrió repartiendo su leche por las dos caras “Lameros las caras uno al otro”.Seguiré en breve

Ben Esra telefonda seni boşaltmamı ister misin?
Telefon Numaram: 00237 8000 92 32

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

illegal bahis canlı bahis siteleri casino siteleri canlı bahis kaçak bahis bahis siteleri porno izle sakarya escort sakarya escort webmaster forum yalova escort balıkesir escort bartın escort batman escort bayraklı escort bilecik escort bodrum escort bolu escort bornova escort buca escort burdur escort escort izmir adapazarı travesti bursa escort görükle escort bursa escort